¿Cuáles son las principales prácticas budistas?

Las prácticas budistas

Tanto en los avanzados como en los iniciados existen modelos y pasos a seguir, no se puede llamar budista solo a la persona que se sienta a meditar sin antes entender el porqué de la práctica y los manifiestos que implican esta religión, existen varios pasos que el adepto debe seguir para conseguir su camino espiritual a la liberación.

Escuchar el Dharma

En varios caminos, sobre todo los más conocidos, tales como el Samaññaphala Sutta y el Cula-Hatthipadopama Sutta, contienen como primer paso escuchar el dharma de buda, de manera que progresivamente se vaya adquiriendo la confianza en las enseñanzas de este.

Escuchar el dharma y estudiar los discursos budistas son esenciales para mejorar las prácticas y las herramientas de las cuales se va a valer la persona en su camino a la liberación, escuchar el dharma, así como las enseñanzas budistas son una parte importante en todos los caminos establecidos dentro del budismo.

Los refugios

En la tradición budista, el iniciado deberá tomar un proceso por tres refugios, también llamados las tres joyas, esto con la finalidad de aprender y asimilar las bases religiosas del budismo, el budismo tibetano suele incluir un cuarto refugio, estos refugios representan protección y reverencia hacia sus costumbres y enseñanzas impartidas por Buda.

En la antigua fórmula del budismo, se dice al sí mismo, que se va al buda como refugio, se va al Dharma como refugio y se va al Sangha como refugio, esto se considera un proceso que implica la purificación, elevación y fortalecimiento del espíritu y el corazón.​

En varias escuelas budistas los tres refugios son enseñados por un maestro monje, práctica en la cual se manifiesta públicamente el compromiso, más no es un paso indispensable, a final de cuentas el verdadero compromiso es consigo mismo, la persona con tomar el compromiso de forma personal tiene suficiente para determinados budistas.

¿Cuáles son las principales prácticas budistas?

La devoción al budismo

Dentro del budismo la confianza es indispensable, en varias tendencias de este, la fe se acompaña de forma equilibrada a la sabiduría, como una preparación para la meditación.

Es por ello que, la devoción es una parte muy importante para la mayoría de los budistas, estas prácticas incluyen la oración ritual, la postración, las ofrendas, la peregrinación para la limpieza de transgresiones o búsqueda de la pureza del espíritu y los cantos.

Esta devoción budista, por lo general está centrada en un objeto, una imagen o ubicación considerada sagrada o influyente de forma espiritual, estos pueden ser estatuas de Buda, pinturas, árboles bodhi o templos.

El canto grupal es un acto de devoción común en todas las prácticas budistas, remontadas a la antigua india, donde se utilizó el mecanismo del canto para las enseñanzas más antiguas de forma intergeneracional, de esta manera, las enseñanzas eran transmitidas de forma oral.

En esta religión se usan un modelo de rosario, con la finalidad de contar el canto repetido de mantras que son comunes entre todos los caminos, por lo que el canto es un mecanismo de proveer tranquilidad y enseñanza de las formas budistas a través de la vía oral.

La vida budista

Una vez se supera todos estos refugios y pasos, la persona queda en contemplación, es libre de continuar las enseñanzas y continuar en la comunidad o realizar una peregrinación a donde quiera, su pensamiento queda en un estado de sabiduría, provisto de las herramientas necesarias para vivir correctamente y en armonía con el mundo.

Existen personas que deciden quedarse toda su vida en el templo, cultivando su cuerpo y su espíritu a través de las enseñanzas de buda, ya que aún existen muchas enseñanzas que no son impartidas en los procesos normales y requieren de estudio más exhaustivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *