¿Cuáles son los caminos a la liberación espiritual ?

Los caminos a la liberación

Dentro del budismo, debido a su antigüedad y diversidad de tendencias, se han establecido gran variedad de caminos o modelos progresivos desde el contexto espiritual, dependiendo de la región y la tendencia o tradición budista.

Cabe destacar que aunque sean diferentes en algunos parámetros, estos comparten cuestiones básicas en su práctica, tales como la Sila, que es su ética, el samadhi que es la meditación y la prajña, que es la enseñanza de sabiduría, todos conocidos como los tres entrenamientos.

Un principio fundamental que comparten en común todos los caminos, el cual es identificado como un principio rector, es el camino medio, también llamado madhyama-pratipad, este fue parte del primer sermón impartido por Buda, donde presenta el noble sendero óctuple, cuyo carácter se centra en una vía media, entre extremos del ascetismo y el hedonismo.

Los primeros textos budistas

Una de las primeras enseñanzas en el camino medio de Buda, puede encontrarse en los primeros textos, donde se establece la enseñanza gradual, donde se contempla las enseñanzas de buda por pasos.

En estos textos antiguos, se puede encontrar diferentes secuencias del camino gradual, una de las formas más importantes y utilizadas es el sendero óctuple, también llamado Sct.’Āryāṣṭāṅgamārga’.

También se pueden encontrar varios discursos de gran importancia, como por ejemplo el discurso sobre el giro de la rueda que representa el Dharma, además existen otros caminos, tales como el Tevijja Sutta y el Cula-Hatthipadopama-sutta, los cuales contienen variaciones en la composición del camino medio, sin embargo usan en común el contexto de la ética y la meditación.

En el camino Pali, también se establecen en resumidas cuentas una fórmula simple y corta para su camino a la liberación, este es el abandono de los 5 obstáculos, la práctica de las cuatro cuestiones que implican la atención plena y el desarrollo de los 7 factores del despertar.

El camino óctuple

Se compone de 8 factores, los cuales están interconectados entre si, al desarrollarse juntos, estos conducen a cesar el dukkha, estos son, la visión correcta, el pensamiento correcto, el hablar correcto, la acción correcta, los medios de vida correctos, el esfuerzo correcto, la atención plena correcta y la concentración correcta.

El sendero óctuple, representa la cuarta noble verdad, dividiéndose en tres agrupaciones básicas, las cuales son.

La sabiduría

Se componen de la visión correcta y el pensamiento correcto, que engloban la creencia de que hay una vida futura ​y que no todo termina con la muerte, además de llevar una vida sana sin sensualidad y paz, donde no existe mala voluntad ni crueldad.

Las virtudes éticas

Comprenden el hablar correcto, la acción correcta y los medios de vida correctos, esto comprende la no mentira, cuidando no tener un lenguaje destructivo o hiriente, no herir a otros seres vivos y jamás matar, además de poseer solo lo esencial para vivir.

Se trata de abstenerse de acciones consideradas como inmorales, llevando una vida totalmente sana desde el lenguaje utilizado, las acciones de buena voluntad no sexuales y la integridad moral del cuerpo y el espíritu.

¿Cuáles son los caminos a la liberación?

La concentración

Este grupo se compone del esfuerzo correcto, atención plena correcta y la concentración correcta, se trata de mantener la mente siempre consciente y alerta, protegiéndola de malos pensamientos o tentaciones de impureza como los pensamientos de sensualidad, envidia o codicia.

Además se trata de buscar la meditación correcta, buscando la mente unificada con el espíritu a través de los métodos de meditación.

Otros caminos a la liberación

Existen otros caminos, los cuales se guían por estos mismos principios, sin embargo tienen múltiples variaciones de acuerdo  la región donde se practica, estos son el camino de theravada, el camino de bodhisattva en Mahāyāna, el budismo oriental y el budismo indo tibetano, los cuales comparte la ética y la meditación como forma común.

Publicado en: Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *